Quizás sea porque se acerca de manera inexorable mi cumpleaños, y me ha empezado a dar la “tontuna” (como decía un profesor que tuve en primaria cuando estábamos algo más distraídos de lo normal). Quizás es porque este 2018 esta siendo intenso. Muy intenso. O puede que se trate de una mezcla de ambas cosas.

El caso es que impera en mí una sensación de déjà vu constante. En concreto de déjà vecu (ya vivido). Pero (ahora es cuando la cosa se pone interesante) no lo veo de manera neutra, sino contrastada con mi “yo” actual. Es decir, que al retomar (de manera voluntaria a veces, otras quizás no tanto) el contacto con ciertas partes de mi vida, (lugares, personas, situaciones, trabajos…) me doy cuenta de qué claros se ven los caminos elegidos y sus posibles destinos.

Incluso me veo a mi mismo, años atrás, pretendiendo, planeando… totalmente obcecado. Haciendo acopio de la aparentemente inagotable energía que se emana por los poros cuando la juventud esta en pleno apogeo. Derrochándola, como quien deja el grifo de su lavabo abierto al máximo, sin propósito aparente.

Me vienen recuerdos de éxitos conseguidos con mucho esfuerzo y sacrificio… pero cuyo trasfondo, cimentado en la arrogancia y la inconsciencia, me acabaron pasando factura. Momentos en los que la intensidad de las emociones vividas eran tan altas, que parecía dar totalmente igual si mientras aquello sucedía, el mundo entero perecía en llamas. Y como no, situaciones en las que todo se me hizo demasiado grande, como para poder gestionarlo solo.

Donde la equivalencia entre algo minúsculo y uno mismo era un hecho objetivo.

Una realidad.

Pero recordemos queridos lectores, que la realidad es una construcción social. Situaciones que a priori pueden parecer un fracaso rotundo, tiempo después nos podemos dar cuenta de que fue lo mejor que pudo suceder. De igual manera ocurre con “los éxitos”. Incluso el supuesto “tiempo correcto” para vivir o desempeñar cada faceta vital.

En este mundo sometido a la ley del cambio, cuya realidad tampoco escapa al susodicho principio, probablemente la única constante que deberíamos intentar mantener es la de ser genuinos, no permitir en la medida de lo posible presiones o etiquetas sociales, familiares, de amistades o de parejas… y pensar en cada momento que:

  1. Siempre tomamos la decisión que creemos más oportuna con la información y experiencias de las que disponemos a nuestro alcance en ese momento (no merece la pena lamentarse de lo que pudo ser y no fue)
  2. Cada día es un abanico que se despliega ante nosotros. Infinidad de situaciones potenciales, muchas de ellas muy nutritivas… Sabiendo que más de lo que nos gustaría reconocer, nosotros dirigimos nuestra propia vida, nuestra “obra de teatro”, hagamos de ella una que merezca la pena ver.

Y sobre todo…

No nos abandonemos.

No dejemos de creer.

No dejemos de soñar.

Como decía uno de mis raperos favoritos en su épica canción Manifiesto :

[…] Mis sueños son mentiras que algún día dejarán de serlo […]

Nach

Para enlazar lo anteriormente citado y terminar por hoy, os dejo con una canción que me hace entrar en modo onírico de manera instantánea, caminar sobre nubes, sentirme esponjoso (podría seguir, pero creo se ha entendido jejeje).

Se trata de el tema Tonight Tonight de los excelentes The Smashing Pumpkins. La canción pertenece a su tercer álbum de estudio (para mi el mejor de la banda) llamado Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995). La letra inspira, la música acompaña de sobremanera, y el vídeo no tiene desperdicio. ¡Espero que os guste!

Recomendaciones de escucha: en un paseo nocturno, realizando un viaje, o en su defecto, a oscuras tumbado en la cama 🙂

Feliz Domingo

 

4 Replies to “Reflexionar sin dejar de soñar”

  1. Ya casi 40 Pol , cada vez menos pelo, pero más sueños. Alguna vez hiciste un trato con alguien para cuándo cumplieran 40 , parece que fue ayer, parece haber sido en otra vida , que bonito nos hemos soñado, ehh ?

    Le gusta a 1 persona

    1. Aun veo lejanos los 40… me siento más cerca de los 30 en realidad jajaja. Los sueños son lo que nos mantienen vivos! lo exterior es levedad, es solo “un traje”. Si, recuerdo esa promesa, porque ese pacto “tan peculiar” sólo lo hice con una única persona… pero fue hace mucho tiempo, y efectivamente, podría decirse que fue otra vida. Han cambiado tantas cosas (yo el primero) que ahora todo aquello parece un sueño… pero uno bonito, uno de los que te despiertas sonriendo.

      Me gusta

      1. Así es , es uno de los que te despiertas sonriendo … Me sorprende que hayas respondido Pol, y me sorprende aún más haberte escrito, pero hay cosas que la razón no entiende , impulsos que salen del lugar mismo de donde se crean universos, donde todo parecía caos hay siempre una tierra fecunda para crear. Tal vez suene loco y descabellado ( con seguridad ) pero siento que todavía no termina nuestro aprendizaje juntos en esta vida , tal vez por eso te escribo , puede que no sea a los 40 , pero en algún momento volveremos a encontrarnos , tal vez , un poco más maduros , más niños , menos rencorosos , más calvos y con arrugas llenas de historias , como sea , sé con certeza que sucederá en algún momento de este sueño. Es un bello y mágico tiempo Pol , te quiero.

        Le gusta a 1 persona

      2. Es una de las virtudes de hacer las cosas sin esperar nada, que te puedes llegar a sorprender. Efectivamente, hay un lugar para razonar, pero no es este… Y los impulsos no son más que ecos de lo que alguna vez fue, y nunca ha dejado de ser. Suena loco, y también descabellado, es más, quizás nunca suceda. Pero igual de loco y descabellado fue conocernos en primer término y fíjate la cantidad de cosas que compartimos, que, a pesar de verse lejanas ya y desdibujarse en la memoria también, perdura la sensación general, que no es otra que de alegría. Sea lo que sea lo que nos depare, que lo disfrutemos estemos físicamente juntos, o separados. Yo también te quiero.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: